Patinete eléctrico segunda mano, ¿merecen la pena?

Comprar un patinete eléctrico de segunda mano puede ser una buena opción si no quieres gastarte el dinero que costaría comprarse uno nuevo. Pero…¿Merece la pena comprar un patinete de segunda mano? ¿La diferencia de precio que cuesta comprar un patinete de adulto de segunda mano con uno nuevo es sustancial?

En este artículo hablaremos de estas cuestiones y veremos cuánto puedes llegar a ahorrarte comprando un patinete eléctrico segunda mano.

¿Cuánto cuesta un patinete eléctrico segunda mano?

Como podrás comprender, esto es como todo, dependerá de muchos aspectos, como de la urgencia que tenga el vendedor en quitárselo de encima, el estado que se encuentre el patinete, su antigüedad y todas las variables que se te puedan ocurrir y que les puede pasar a cualquier tipo de producto.

Por media, si hablásemos de un 40% en ahorro, podría ser una buena aproximación de media. Pero vamos a ver casos reales de lo que cuestan los patinetes eléctricos de segunda mano en Amazon:

Si ponemos de ejemplo 2 modelos de Xiaomi antiguos, el M365 que tiene un precio nuevo de 380 €, puede comprarse de segunda mano en 260 €, mientras que el modelo pro, vale como nuevo unos 670€ y de segunda mano lo podrías comprar por 450 €. (Estos precios podrían tener variaciones con el tiempo).

Como puedes ver, el ahorro comprando un patinete eléctrico segunda mano es bastante considerable.

Razones para comprar un patinete eléctrico de segunda mano

Sí, la primera indudablemente es el precio. Pero…¿Qué otros factores debería de considerar? La mayoría de los usuarios que prefieren el mercado de la segunda mano, lo hacen por:

  • Porque tienen un precio más económico, y a lo mejor, no disponen de un presupuesto para comprarse uno nuevo. También, el comprar un patinete eléctrico de segunda mano puede hacer que optes a un modelo con más prestaciones, en vez de comprarte un patinete de gama inferior.
  • Por ahorrarse un dinero al ser un producto que lo van a usar de forma temporal. Puedes ser que, por ejemplo, vayas a estar en una ciudad por unos meses nada más y lo necesites para desplazarte por ella.
  • Probar si les va a gustar ir en patinete eléctrico. Comprar un patinete de adulto de segunda mano es una buena idea para probar el modelo y ver si te gusta o si te sientes cómodo circulando con él. A lo mejor, si estás contento te lo compras más adelante nuevo.
  • Que lo quieren para sus hijos. Ya sabemos lo desastre que son los niños. Para que lo estropeen o se lo dejen olvidado en cualquier lado, a lo mejor merecería la pena comprar un patinete eléctrico de segunda mano.

Todas estas son razones de peso para comprar un patinete de segunda mano, pero…¿Qué factores tengo que tener en cuenta a la hora de comprarlo?

Consideraciones a tener en cuenta para comprar un patinete eléctrico segunda mano

Evidentemente, el estado del producto debería ser un factor a tener muy en cuenta en función del precio que nos cueste. En función de dónde compremos nuestro patinete de segunda mano, podremos echarle un vistazo previo antes de comprarlo. Si tienes esa oportunidad, fíjate en los siguientes aspectos para asegurarte de que vas a hacer una buena compra:

  • ¿Cómo están sus ruedas? Un primer exámen de sus ruedas puede valer para imaginarte el estado en el que están. Las ruedas de un patinete son una de las partes que más se desgasta y que tarde o temprano habrá que sustituirlas. Por eso, si están muy desgastadas, ya sabes que tendrás que comprar otras, por lo que hay que tenerlo en cuenta a la hora de valorar el precio que te piden. Pero hay otros aspectos que a simple vista no puedes verlos. Por ello, si tuvieras la opción de probarlo, sería genial, porque de esa forma, podrías ver si el patinete se adhiere bien al terreno, si tiembla demasiado, o el estado de sus ejes.
  • Sus frenos. Sería otro de los aspectos a probar si tuvieras ocasión. Debes comprobar si responden cuando los accionas, si están excesivamente duros o si debes de hacer mucha fuerza para frenar.
  • La batería es otro de los componentes que en la mayoría de los casos habrá que cambiarla. Lo normal, es que con el tiempo, una batería de patinete eléctrico se desgaste por sus cargas. Una forma muy buena de comprobar el daño que tiene es ver si el tiempo de carga es el que indica el fabricante o si la autonomía que tiene el patinete es la que debe de ser.
  • Los puños de un patinete eléctrico es un gran indicador de la tralla a la que ha estado sometido el vehículo. Cuanto más lisos estén, más ha sido usado el patinete, con lo que ya deberíamos de sospechar del desgaste que puede haber en otro tipo de piezas.
  • Zonas de plegado. Tanto el manillar, como el mecanismo que facilita el plegado del patinete, deben ser examinados. Imagina que no funcionan o lo hacen mal, comprarás un patinete que no puede plegarse o al que no le puedes regular el manillar. Fíjate también si hace ruidos en sus tornillos o si presentan algún signo de oxidación, también te dará una idea del uso que ha tenido el patinete.
  • Sus luces y en el caso de que tenga su pantalla de información. Comprobar que funcionan sus luces es algo bastante simple. Si funcionan, todo está correcto, pero si no lo hacen, tendrás que averiguar qué es lo que falla y valorarlo.
patinete segunda mano

En el caso de que compres tu patinete eléctrico de segunda mano online, no podrás verificar todos estos puntos. Por ello, hay veces que es mejor comprarlos en sitios donde sabes que vas a poder devolverlo si el producto está en mal estado.

Dónde comprarlos

Lo ideal sería comprárselo a alguien que conozcas, por dos motivos fundamentales: el primero porque puedes hacerte una idea de cómo lo ha cuidado, y el segundo, porque podrás comprobar todos los puntos anteriormente descritos para cerciorarte de que vas a hacer una buena compra.

En otros casos, tendrás que hacerlo online a través de portales especializados o a través de anuncios de particulares.

Tanto Amazon como Ebay, tienen mercado de segunda mano en algunos de sus productos. No podrás ver los productos para evaluarlos, pero tendrás la seguridad de que cumplen sus garantías y que podrías devolverlo si no te satisface. En esta web, tienes patinetes eléctricos de adultos, patinetes para niños, hoverboards o monopatinetes eléctricos. En cada uno de los sitios, podrás pinchar en el producto que más te guste y comprobar si en Amazon existe la segunda mano para él.

Los portales de anuncios clasificados como Milanuncios también hay mucha demanda de patinetes eléctricos de segunda mano. El problema es que comprarás a ciegas y por supuesto, no tendrás ningún tipo de garantía.

patinete eléctrico segunda mano

También puedes comprar tu patinete eléctrico de segunda mano en tiendas especializadas en tu ciudad. En ellas, los modelos suelen estar en buenas condiciones y además podrás verlos in situ y hasta probarlos si te dejan. El problema es que suelen ser tiendas donde los precios suelen ser más altos que los que podrías encontrar por otros canales.

En definitiva, podría ser una buena idea el comprar un patinete eléctrico segunda mano si lo encuentras a buen precio y el ahorro suponga la pena. De cualquier manera, aségurate de que el patinete de segunda mano que vayas a comprar, o bien te den una garantía de compra, o bien lo has inspeccionado a fondo. Porque hay veces, que lo barato sale caro, y es posible que aunque te ahorres un buen precio a la hora de comprar tu patinete de adulto de segunda mano, más tarde te lo gastes en hacerle las reparaciones que necesita.